Ahora hay una prueba de COVID que utiliza un smartphone y cuesta sólo 7 dólares

En una nueva investigación médica, los expertos en salud demostraron un sistema que se basa en la cámara de un teléfono inteligente para realizar una prueba de COVID, ofreciendo resultados 100 por ciento precisos en los ensayos y prometiendo reducir el costo de las pruebas en el hogar a sólo $ 7 por prueba. Últimamente se ha incrementado el interés por los teléfonos inteligentes como herramienta para la detección de enfermedades, con algunas innovaciones prometedoras ya en el mercado.

El año pasado, Google anunció que la cámara de sus smartphones Pixel puede medir la frecuencia respiratoria y cardíaca. La empresa también creó una herramienta de asistencia dermatológica basada en la IA que puede ayudar a identificar 288 enfermedades de la piel con solo hacer una foto con la cámara del teléfono. Dado que la pandemia de COVID-19 no da señales de remitir pronto, los científicos se han esforzado por crear métodos más rápidos y económicos para realizar las pruebas.

Un estudio realizado por científicos de la Universidad de California en Santa Bárbara detalla un método de análisis de COVID que emplea un botiquín básico y la cámara de un teléfono para detectar la presencia del patógeno coronavirus. El artículo, publicado en la revista JAMA Network Open, afirma que el sistema de análisis basado en el teléfono inteligente ofrece la misma precisión que la prueba habitual de reacción en cadena de la polimerasa con transcripción inversa en tiempo real (rRT-PCR) para detectar la infección por COVID utilizando muestras de saliva. La prueba sigue lo que el equipo denomina protocolos smaRT-LAMP. Para recordar, el gobierno de EE.UU. comenzó a entregar pruebas gratuitas de COVID en casa a finales del mes pasado, pero los expertos dicen que no son tan precisas como las pruebas de RT-PCR realizadas en los laboratorios.

Pruebas asequibles, precisas y a domicilio

COVID testing protocol

El nuevo método de análisis propuesto en el estudio utiliza un plato para contener muestras de saliva, luces LED, una placa caliente y un cóctel de productos químicos que incluye un tinte fluorescente que se ilumina a medida que se produce la reacción química. La muestra de saliva se mezcla con la solución especial que contiene enzimas y sondas específicas de patógenos. La placa suministrada en el kit calienta la mezcla y todo el conjunto se cubre con luces LED que cuelgan de la parte superior. Una vez iniciada la reacción, la cámara del teléfono hace fotos cada 10 segundos y analiza el cambio de color. La solución reacciona a la presencia de los patógenos de COVID y hace que el colorante fluorescente se ilumine en consecuencia. A continuación, la aplicación Bactiount identifica y cuantifica automáticamente la cantidad de patógenos en la muestra para obtener un resultado positivo o negativo de la prueba COVID.

El equipo afirma que su kit de pruebas basado en el teléfono inteligente cuesta unos 100 dólares (sin contar el precio del teléfono) y puede ofrecer los resultados de las pruebas en sólo 25 minutos. Una vez adquirido el kit, el precio de cada prueba posterior se reduce a sólo 7 dólares. Otra gran ventaja del kit de pruebas COVID smaRT-LAMP es que puede ajustarse fácilmente para detectar nuevas cepas de COVID-19. Sin embargo, hay una limitación clave. La aplicación Bacticount actualmente solo es compatible con el Samsung Galaxy S9 debido a los requisitos de calibración de la cámara, pero se espera que se pueda añadir la compatibilidad con más modelos de smartphones.

Fuentes: JAMA Network Open, Bacticount

Relacionado