El nombre del reemplazo de Sión de Matrix 4 tiene 3 huevos de Pascua ocultos.

En un inteligente acto de simetría de la franquicia, el nombre sustitutivo de Zion de Matrix 4 contiene tres huevos de pascua ocultos. El regreso al mundo de Matrix unos 18 años después de Matrix Revoluciones, la última propuesta de Lana Wachowski dividió al público, ya que las sólidas interpretaciones del reparto de Matrix Resurrecciones se contraponen a un guión a veces discordante.    Sin embargo, a pesar de que la recepción de la crítica ha sido muy desigual, Matrix Resurrecciones es sin duda una carta de amor a la franquicia, ya que la película de Wachowski está llena de detalles ocultos, huevos de pascua y referencias a la trilogía original de Matrix.

En las tres primeras entregas de Matrix, el último bastión de la civilización humana era Sion. En la vida real, la Zion original era una antigua ciudad hebrea que a menudo se utilizaba como sinónimo de Jerusalén, y el regreso de Neo (Keanu Reeves) como El Elegido es también probablemente una referencia apenas velada a su condición de mesías del canon de Matrix.  Aunque Zion sobrevive al ataque de las máquinas al final de Matrix Revolutions, ha sido sustituida por la idílica Io en Matrix Resurrections y, en su lugar, actúa como un brillante ejemplo de la coexistencia pacífica de humanos y máquinas fuera de Matrix.

En Las resurrecciones de Matrix, el sustituto de Zion, Io, contiene tres brillantes huevos de pascua que recuerdan a la trilogía original de Matrix. El primero es su ortografía, ya que Io es Zion sin principio ni fin, lo que remite a la famosa cita del Oráculo “todo lo que tiene un principio tiene un final”, lo que implica que la ciudad utópica de Io será interminable en el canon de Matrix. En segundo lugar, Io es también el número dos en código binario (cuando se lee como 10), lo que representa que Io es la segunda ciudad máquina que existe. En tercer y último lugar, el hecho de que Io sea el número dos en código binario representa que en Las Resurrecciones de Matrix, Neo y Trinity son el Uno como pareja.

Machine City in Matrix Resurrections

En The Matrix Revolutions, el Oráculo le dice a Neo que “todo lo que tiene un principio tiene un final”. Si bien esta frase está pensada originalmente para indicar su voluntad de permitir el fin del ciclo perpetuo de Matrix de la mano del Agente Smith (Hugo Weaving), tiene un mayor significado cuando se mira a través del prisma de la trama de Las Resurrecciones de Matrix. El hecho de que Io sea literalmente la parte central de la palabra Zion indica que, como Io no tiene principio, tampoco tendrá fin, lo que indica que la nueva ciudad humana sobrevivirá por la eternidad. Esto es particularmente conmovedor en el contexto de la narrativa de Las Resurrecciones de Matrix y su posterior lanzamiento, ya que muchos espectadores creen que Las Resurrecciones será la última película canónica de Matrix.

Sin embargo, las capas de huevos de Pascua con Io no terminan ahí, ya que el nombre Io también es un guiño al código que se convirtió en una parte icónica de la imagen de la trilogía original de Matrix. Por tanto, Io actúa en código binario como significante de la segunda ciudad de las máquinas, así como una clara alusión al final de Las Resurrecciones de Matrix. Neo y Trinity representan al Uno como una pareja (dos), reflejando además el nombre premonitorio de Io. Puede que Matrix 4 no sea una obra cinematográfica perfecta desde muchos puntos de vista, pero su simetría con las anteriores entregas de Matrix la convierte en un placer para la vista.

Relacionado