El reparto de Sex Education tiene razón cuando dice que la serie debe terminar con la cuarta temporada

Sex Education, aunque todavía es una adición bastante reciente a Netflix, en realidad debería hacer que su cuarta temporada sea también la última del programa. Desde que se emitió en 2019, la serie se ha hecho muy popular y ha conseguido mucho en el poco tiempo que lleva en antena. Su énfasis central en los personajes, más que en los argumentos exagerados, ha convertido al reparto en uno de los favoritos de la audiencia. El elenco ha comentado la carrera de Sex Education, y aquí está la razón por la que la serie necesita terminar en su cuarta temporada.

La sencilla premisa de Sex Education se ganó al público. Siguiendo a un grupo de adolescentes mientras navegan por la escuela, el sexo, el género y la identidad, la serie toca muchos temas importantes, convirtiéndola en una de las mejores series de televisión de 2021. Aunque ha sacado a la luz temas tabú y ha educado y entretenido, Sex Education debería terminar en la cuarta temporada.

Principalmente, el reparto, aunque muy querido, se está haciendo demasiado mayor para interpretar a adolescentes. El escenario del instituto, por supuesto, es la idea central de la serie y es una parte bastante importante de la misma, pero con cada temporada el reparto está envejeciendo más allá de la edad que están representando. Aunque en la primera temporada no supuso un gran problema, con la mayoría del reparto de adolescentes entre los veinte y los treinta años, sus edades reales empiezan a solaparse demasiado.

Algunos de los actores se acercan rápidamente a la treintena, lo cual es francamente demasiado viejo para seguir interpretando a adolescentes, ya que no se estaría dando la representación casi exacta de la vida real por la que Sex Education es amada. Como mínimo, Sex Education necesita concluir las historias de Moordale que conciernen a estos personajes en particular. Es posible que la serie tenga éxito en un soft-reboot, dado lo popular que es y la cantidad de temas importantes que trae a la corriente principal, pero quizás continuando con una generación diferente al estilo de Skins. Dicho esto, puede resultar incómodo, ya que se ha dedicado mucho tiempo al reparto original. En cualquier caso, la propia serie ya se está preparando para un final. Otis y Maeve finalmente se reunieron (aunque no oficialmente), que era la narrativa central de la serie, y se ha dedicado mucho tiempo incluso a los personajes secundarios, como la historia de Jean y Jakob.

Aunque no se puede subestimar su importancia en los medios de comunicación y en la cultura, y su valentía al arrojar luz sobre temas tabúes o comúnmente incomprendidos es justamente alabada, es mejor que Sex Education se despida con un buen sabor de boca en lugar de alargarse. En el corto espacio de 3 años, ya se ha consolidado como un programa de televisión básico con un reparto realmente estelar. En lugar de que se les retenga en la serie, es mejor que puedan seguir prosperando en otros proyectos.

Relacionado