Información sobre la langbeinita: Cómo utilizar el abono de langbeinita en los jardines

Si está buscando un fertilizante mineral natural que cumpla las normas de cultivo ecológico, ponga la langbeinita en su lista. Lee esta información sobre la langbeinita para decidir si es un fertilizante natural que deberías añadir a tu jardín o a tus plantas de interior.

¿Qué es el abono de langbeinita?

La langbeinita es un mineral compuesto por nutrientes importantes para las plantas: potasio, magnesio y azufre. Sólo se encuentra en unos pocos lugares. En Estados Unidos, la langbeinita se extrae de las minas cercanas a Carlsbad (Nuevo México). La evaporación de los antiguos océanos dejó tras de sí minerales únicos, entre ellos éste.

¿Para qué se utiliza la langbeinita?

Como fertilizante, la langbeinita se considera potasa, lo que significa que aporta potasio. Sin embargo, también contiene magnesio y azufre, lo que la hace aún más deseable como fertilizante completo. Como los tres elementos están combinados en un solo mineral, cualquier muestra de langbeinita tiene una distribución uniforme de los nutrientes.

Otro aspecto de la langbeinita que la hace deseable como abono para el jardín es que no modifica la acidez del suelo. Otros tipos de abono de magnesio pueden alterar el pH, haciendo el suelo más alcalino o ácido. También se utiliza como abono para plantas que no toleran mucha sal o cloruro.

Cómo utilizar la langbeinita

Cuando añada langbeinita a la tierra de su jardín o de sus macetas, siga las instrucciones del envase para conseguir las proporciones adecuadas. Estas son algunas pautas generales para los distintos usos de la langbeinita:

  • Para las plantas en contenedores, añada una cucharada de fertilizante por cada galón de tierra y mezcle bien.

 

  • En los parterres de hortalizas y flores, utilice de una a dos libras (0,5-1 kg.) de langbeinita por cada 100 pies cuadrados (9 metros cuadrados). Para obtener los mejores resultados, mézclela en el suelo antes de plantar.

 

  • Utilice de media a una libra (medio kg. o un poco menos) de langbeinita por cada pulgada (2,5 cm.) de diámetro del tronco del árbol o arbusto. Mézclela en la superficie del suelo alrededor del árbol o arbusto hasta la línea de goteo.

La langbeinita es soluble en agua, por lo que siempre que se mezcle con la tierra y se riegue bien las plantas, éstas deberían poder absorber y acceder a los nutrientes.

Versión para imprimir

Este artículo se actualizó por última vez el 12

Más información sobre el suelo, los abonos y los fertilizantes

- AnteriorSiguiente

Relacionado