La extraña regla de la Liga de la Justicia de Superman mantuvo a las mujeres fuera del equipo

La Liga de la Justicia es el principal equipo de superhéroes del Universo DC, pero la absurda norma de Superman sobre la pertenencia a la Liga excluye a todas las mujeres del equipo. El Hombre de Acero es conocido por ser igualitario en todos los asuntos, lo que naturalmente plantea preguntas sobre por qué prohibiría a las mujeres formar parte de la Liga de la Justicia. La decisión tiene que ver con una regla poco conocida que pretendía diversificar los poderes y las personas, pero que sólo sirvió para eliminar al 50% de la población de la estimada Liga de la Justicia.

Aunque los miembros principales de la Liga de la Justicia son bien conocidos ahora -Superman, Batman, Wonder Woman, etc.-, el equipo original tenía un aspecto bastante diferente (y ni siquiera contaba con Superman en la lista cuando se conocía como la Sociedad de la Justicia). El equipo también tenía una regla muy singular: para permitir la mayor variedad posible de habilidades entre los miembros del equipo, Superman puso en marcha una regla de “no duplicación de poderes”, lo que significa que ningún miembro de la Liga podía compartir el mismo conjunto de poderes. Desgraciadamente, esta norma afectaba injustamente a las mujeres.

DC Comics (y Marvel Comics también) tenía la costumbre de introducir contrapartes femeninas de héroes masculinos ya existentes.  Los guionistas de Superman acabaron introduciendo a Supergirl, Batman introdujo a Batgirl en la lista de personajes, etc. Como Supergirl poseía todos los poderes de su primo, se le impidió convertirse en miembro de la Liga de la Justicia. El mismo principio se aplicó a Hawkgirl, ya que Hawkman ya estaba en el equipo (no existía ninguna razón real para que las heroínas adultas adoptaran el sufijo -girl frente al sufijo -women, quizás aparte del sexismo casual y la infantilización endémica de los guionistas de cómics de los años sesenta y setenta).

Hawkman Hawkgirl Kingdom Come

Afortunadamente, los guionistas de DC se dieron cuenta de la injusticia de esta regla y se construyó toda una línea argumental en torno al concepto de revocar el statu quo de “no duplicar poderes”.  Los poderes de Hawkgirl son idénticos a los de Hawkman, lo que significa que nunca podrá estar en la lista, y Superman se muestra extrañamente firme cuando se enfrenta a ello (“¡La JLA ya está cerca de ser un ejército! ¡Tenemos que tener algunos límites!”). Sin embargo, al final de la historia, Superman acaba cediendo y se permite a Hawkgirl unirse a la Liga de la Justicia.

El grupo no era tan inclusivo como lo es hoy. De manera infame, Wonder Woman se unió por primera vez a la Liga de la Justicia como secretaria del equipo. Afortunadamente, la Liga de la Justicia ya no tiene la regla de Superman que inadvertidamente prohibía a las mujeres ser miembros del mayor equipo de superhéroes de DC.

Relacionado